dilluns, 29 de juny de 2009

Te morderé el corazón si me dejas, te haré cosquillas con mi lengua en tu oreja.


Medio en serio medio en broma. Creo que eres ese ectoplasta que nunca desaparecerá, y creo que cuanto más te evito más ganas te tengo. Y por eso es medio en serio medio en broma. Porque... porque no te puedo decir que sea verdad, pero tampoco puedo decir que te estoy mintiendo. Lo que tengo seguro es que o bien eres el mismo Demonio o bien eres Dios. No lo sé. Pero uno de los dos segurísimo que sí. A mí me haces igual de bien que de mal, o quizás me haces más mal. Qué más me da. Me da igual lo que me hagas, me da completamente igual, mientras me sigas haciendo lo que sea.

2 comentaris:

  1. El ser humano tiende a desear lo que en realidad no desea, a no desear lo que en realidad desea. Debe estar escrito en nuestra sangre, si, quizás todos estemos coartados, dirigidos al dolor. Oh no, no, quizás no. Decantarnos por que todo esta escrito y dictaminado, decantarnos por el camino fácil, quizás no nos lleve a nada. Quizás. No se, realmente nunca he deseado entender esto.

    Dígame, ¿Cree en la tendencia a veces masoquista del ser humano, o en su naturaleza puramente contradictoria?

    ResponElimina
  2. Creo en la naturaleza contradictoria del ser humano, aunque eso no quita que en ciertos momentos esta misma naturaleza tenga un poco de masoquismo (pero nunca del todo intencionadamente ).

    ResponElimina